¿Por qué fallan los cambios de la bici de montaña?

Una de las fallas o desajustes más comunes de las bicis de montaña son los cambios. Muchos ciclistas se frustran pues aun recién salidas del taller las bicis a veces tienden a fallar en los cambios de la trasmisión.


Es común encontrar ciclistas buscando un mejor taller porque están seguros que no les hicieron un buen trabajo, pero la realidad que es los cambios de la trasmisión de la bici es el punto más débil de la bici y con menos evolución en tecnologías realmente eficaces al alcance de todos, aunque en la actualidad existen sistemas más avanzados de trasmisiones como la interna, o Wireless aún no están al alcance de todo$.


Causas comunes de las fallas

Son muchas las variables que afectan al funcionamiento correcto de los cambios de las bicis de montaña, agregando que las usamos en terrenos complicados, la cadena y el sistema son sometidos a muchas fuerzas, sobresaltos, tensiones y elementos de ambiente como tierra, agua, barro etc.



Principales causas de las fallas de la trasmisión.


Desviador en mal estado.

El desviador trasero de las bicis de montaña, es uno de los elementos más débiles y expuestos de nuestra bici. Cuando este recibe algún golpe que lo logre desalinear comienzan los problemas. También es común que la pata del cuadro donde se fija, se doble por golpes y necesitará una visita al taller para validar la alienación con la herramienta especial para esto. También existen holguras extremas en el desviador que le quitan precisión al cambiar, perdiendo fuerza; se generan principalmente en desviadores viejos o golpeados. El resorte interno también tiende a perder fuerza sobre todo cuando se deja en reposo la bici con el desviador extendido (en la corona más grande del casete) esto lo va matando poco a poco. Las poleas de plástico donde la cadena engrana en el desviador trasero también pueden fallar, al tener desgaste del dentado, holguras laterales del buje o rupturas de algún diente, los cambios comienzan a fallar.



Perdida en la tensión del cable (chicote).

Esta es la principal causa que genera desajuste en los cambios; y es cuando se presenta un ligero cascabeleo o brincos suaves de cadena. El ajuste rápido para este caso es girar un clic a la posición abierta la perilla de ajuste en el shifter (mando), repetir el giro hasta dejar de escuchar el cascabeleo o los brincos suaves de cadena.


Cadena desgastada

La cadena con desgaste provoca muchos problemas en la transmisión de la bici, entre ellos el funcionamiento de los cambios puede verse afectado. Este mal funcionamiento llega a la larga cuando la cadena esta tan estirada que ha forzado a todo el dentado de la trasmisión a separarse a la forma de la cadena y deja de haber un engranaje óptimo. Cuando la cadena se ha doblado en algún eslabón, es muy fácil que existan múltiples problemas de engranaje, saltos de cadena o desajustes de los cambios. Recuerda revisar periódicamente el largo de tu cadena con la herramienta especial o pedir que lo hagan en tu taller de preferencia.



Líneas obstruidas (forros) Las líneas de los cables para los cambios tienen un tiempo de vida útil, después deben cambiarse, la humedad el polvo y la fricción van dejando atrás el buen funcionamiento de las fundas o forros de los cables de cambios. Existen diversas calidades que ofrecen menos fricción y mayor rigidez para mejorar la precisión en los cambios.

Shifter en mal estado (mando)

Los shifters realizan el movimiento preciso del desviador para que la cadena se alinee a cada corona del casete, si el shifter presenta problemas de funcionamiento, obstrucciones o pérdida de fuerza en su resorte interno, ocasionará imprecisión en los cambios, es necesario que ésta parte de la bici reciba manteniendo preventivo de vez en cuando.



Dentado de plato (chainring)

El dentado del plato de la multiplicación cumple con un trabajo de fuerza muy específico y sus dientes tienen a sufrir desgaste rápido, sobre todo porque están realizados en su mayoría en aleaciones de aluminio. Además, están en una zona de la bici propensa a golpes. Por lo cual debe revisarse el estado del dentado, por ejemplo si la cadena tiene mucho juego lateral entre los dientes del plato puede ser una señal de desgaste, la inspección visual es básica, es fácil determinar cuando los dientes del plato dejan de tener una forma optima.


Conclusiones

Existen muchas causas que afectan el funcionamiento de la trasmisión cómo lo son las cadenas torcidas, eslabones pegados, dentados de la trasmisión doblados, cadena muy larga o muy corta, lubricación excesiva o falta de lubricación, candados de cadena usados demasiadas veces, falta de limpieza general de la transmisión, desajustes de los tornillos de alineación del desviador entre muchos otros.

Lo importante para disfrutar al máximo tus rodadas es utilizar tu taller de confianza para validar el estado de la trasmisión, realizar los recambios de las refacciones en tiempo y forma. También te ayudará mucho conocer los básicos de ajustes del desviador cuando los cambios se desajustan y pierden precisión. A veces una simple vuelta del tensor del cable soluciona el problema.

Todos los temas antes descritos son recomendaciones que se sugieren para mantener en optimas condiciones nuestro equipo. Utiliza siempre recambios originales y acude con técnicos calificados para el mantenimiento de tu bici. Logra la autosuficiencia en tu deporte para mejor satisfacción en los resultados y tu experiencia de riding.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo